¿Qué tengo que hacer para vivir en un Cohousing Senior?

Posted · 4 Comments
Después de muchas reuniones y entrevistas con Senior, creemos que es importante que quien esté pensando en un proyecto de Cohousing Senior conteste 6 preguntas clave que hay que hacerse para dar el paso e incorporarse a un proyecto de Cohousing Senior: ¿Para qué?, ¿Con quién?, ¿Cómo?, ¿Dónde?, ¿Cuánto? y ¿Qué?

¿Para qué?
Lo primero, es saber bien en qué consiste y qué implica participar en un proyecto de Cohousing. Y decimos bien “participar”, porque ésta es la esencia del Cohousing: ser protagonistas de todo el proceso, desde que empezamos a escribir palabras en una pizarra en blanco, hasta que nos den las llaves y empecemos a convivir en nuestras casas.
Es cierto que hay otros modelos muy interesantes, como los conjuntos residenciales que ya están pensados para satisfacer las necesidades de un senior, a los que nos podemos incorporar en diferentes fases (en su diseño, durante la construcción, después de construidos, etc.), y que suponen una alternativa muy interesante a las tradicionales residencias de ancianos. Pero en Cohousing Verde creemos que el edificio del Cohousing no es el fin, sino el medio; el medio para seguir envejeciendo activamente y disfrutar plenamente de una de las etapas más bonitas de la vida.
¿Con quién? 
Los que mejor funcionan son los grupos que se han establecido después de muchas charlas entre compañeros de trabajo, amigos y familiares. Incorporarte de forma individual a un grupo ya constituido es posible, pero siempre cuesta más. Hay casos en los que un senior está tan convencido del proyecto que decide liderar uno y comienza una labor de difusión y captación para un nuevo proyecto, con el objetivo de reunir una decena de personas y empezar a trabajar. Todo depende de las ganas y la ilusión con que se cuente.
¿Cómo?
Es muy importante saber cómo queremos vivir. ¿En la ciudad o en el campo? ¿Con amigos o me da igual? ¿Con muchos servicios o no me hacen tanta falta? ¿Con un ojo mirando a un futuro en el que pueda no tener las mismas capacidades físicas y psíquicas que ahora o eso ya lo veremos más adelante? ¿En el que prevalezca la intimidad o que sean más importantes los espacios de convivencia? ¿Uno en el que nos cuidemos mucho mutuamente u otro más asistencial? Todas estas respuestas, que son en primer lugar individuales, pero que tienen que ser fruto de decisiones colectivas, marcan las esencias de los proyectos y los hacen diferentes. Por ello, no es lo mismo vivir en un Cohousing que en otro.
¿Dónde?
La gran pregunta. El suelo es escaso, caro y la ley en España no prevé aun la figura urbanística del Cohousing. Por ello, quien se acerque a un proyecto de este tipo tiene que tener cierta flexibilidad para definir su zona favorita, porque es fácil que no sea exactamente dónde originalmente quería. Y también mucha paciencia. El proceso es lento y requiere mucho conocimiento en materia de legislación urbanística.
¿Cuánto?
Para entrar en un proyecto de estas características, hay que tener claras dos cantidades:
  1. La de lo que nos va a costar ser autopromotores de nuestro complejo residencial y tener el derecho de uso de una de las viviendas de por vida. El precio varía enormemente dependiendo del coste del suelo, por ello, la forma más aconsejable de abordar un proyecto de Cohousing Senior es teniendo una propiedad que vendamos en el momento de irnos a vivir a nuestra nueva casa. También se puede hacer si contamos con ahorros suficientes, pero lo normal es que no podamos acceder a un crédito hipotecario por el 80% del coste a 30 años como hacen las personas entre 30 y 50 años. En Cohousing Verde estimamos que esta cantidad va desde los 120 mil a los 180 mil €, dependiendo principalmente del coste del suelo y los m2 de construcción.
  2. La que deberemos abonar mensualmente para el mantenimiento de las instalaciones y pagar los servicios que el grupo haya decidido disfrutar. No es lo mismo tener o no servicio de comidas o de lavandería y no es lo mismo ser 25 que 50, por ello, esta cantidad depende de muchas decisiones durante el proceso que es imposible de estimar a priori.
Y dentro de esta parte económica, hay una pregunta más: ¿Si el modelo es el derecho de uso, qué pasa con los derechos de mis herederos en el caso de fallecimiento? Eso lo decide cada grupo, pero hay muchas garantías tanto para el Senior como para sus familiares. Lo normal es que los grupos determinen en los Estatutos de la Cooperativa los derechos generados en caso de abandono, especialmente si es por fallecimiento, y que los herederos recuperen la cantidad aportada por el cooperativista.

Amayun 2017

¿Qué?
Si ya tenemos claro todo lo anterior, podemos hacer 3 cosas:
  1. No es mi modelo. Esto puede ser por muchas razones: pereza, miedo, poca afinidad, desconfianza, complejidad, exceso de carga de trabajo, etc. Es lógico que no todo el mundo encaje en el Cohousing Senior y prefiera no explorar nuevas alternativas.
  2. Me gusta mucho y quiero unirme a un grupo. En tal caso, hay que conocer los grupos semilla que se están moviendo por las zonas en las que yo quiero vivir y pedirles una entrevista para conocerse.
  3. Me encanta y quiero liderar un grupo nuevo. ¡Genial! Comienza a hablar con amigos y conocidos para sondear qué opinan al respecto y ofrecerse a empujar para que un proyecto arranque. Esto no se hace de la nada, Cohousing Verde tiene una metodología de trabajo que hace que podamos avanzar de forma eficaz y progresiva sin irnos por las ramas y eternizar el proceso.

Tanto para la opción 2 como para la 3, Cohousing Verde te va a ayudar, dándote la opción de conocer a los grupos que puedan encajar en tu perfil o impulsando tu nuevo grupo. Coge el teléfono y llama al 917139229 o mándanos un mail a hola@cohousingverde.com

¡Tú decides!
4 Responses to "¿Qué tengo que hacer para vivir en un Cohousing Senior?"
  1. MARÍA EUGENIA JIMÉNEZ HERNÁNDEZ dice:

    Muy agradecida por esta información. Saludos.

  2. Ana dice:

    Hola, seriais tan amables de decirme

    Cuantos grupos semillas hay y por qué zonas se estan moviendo?. Me interesa.

    Muy agradecida

  3. Josep Maria Ricart dice:

    Os felicito por este resumen.
    No siempre es fácil explicar en un folio el cómo, el cuándo, el porqué, el dónde i con quien formar un proyecto de cohousing senior.
    Llevo más de cuatro años formando i intentando crear un proyecto de cohousing senior y he llegado a la conclusión que si no hay el deseo entre los miembros del grupo semilla de una nueva “filosofia” de vida más cooperativa i colaborativa, transversal y democrática, aceptación de la singularidad de cada uno, … por más posibilidades económicas, o no, que se tengan el proyecto no llega a buen fin.
    La individualidad por un lado y el sentido de familia tradicional, así como el no saber trabajar en equipo por la educación recibida, convierte a un proyecto de cohousing senior, dónde hay muchas variables y previsiones de futuro como las dependencias, en una maratón, pero añadiendo obstáculos.
    Por lo que he visto por ahí, los cohousing senior que funcionan han tardado entre 10 a 15 años en realizarse, si los componentes del grupo promotor estan entre 60 y 70 años, imaginemos que entramos a vivir con 80 tacos. Por eso organizaciones como la vuestra son tan necesarias para avanzar con la experiencia adquirida.
    Es totalmente imprescindible para un proyecto de este tipo contar con ayuda profesional externa, desde la formación y dinámica del grupo, pasando por la resolución de conflictos, economia, financiación, localización del terreno o edificio, tratar con la administración pública, etc y etc.
    De nuevo grácias por ayudarnos i clarificar nuestras ideas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies